Problemas de Próstata

Enfermedades de la Próstata

La próstata es una glándula, exclusiva del varón, con forma de castaña, colocada debajo de la vejiga y por delante del recto. La uretra (conducto por donde sale la orina) la atraviesa por el centro, de manera que la orina sale de la vejiga atravesando la próstata.

En un momento determinado de la vida, generalmente a partir de los 40 años, en el interior de la glándula prostática se inicia un crecimiento singular llamado hiperplasia benigna o adenoma de próstata.

Las tres enfermedades que se desarrollan más frecuentemente a partir de la próstata son: 

Hiperplasia Benigna de Próstata

Consiste en un crecimiento benigno de la próstata. A partir de los 40-50 años la próstata puede crecer rápidamente dando lugar a la hiperplasia prostática benigna.

La producción y el desarrollo se debe a dos factores fundamentales; edad y hormonas masculinas (testosterona).

La HBP provoca dificultada para la micción debido a la compresión de la uretra prostática.

Sin embargo, a medida que avanza la obstrucción se producen una serie de síntomas obstructivos que se denominan «prostatismo» y que consisten en:

  • Disminución de la fuerza y el calibre del chorro miccional
  • Dificultad para comenzar la micción (disuria)
  • Incapacidad para interrumpir bruscamente la micción, con goteo al temrinar.
  • Sensación de vaciamiento vesical incompleto de la vejiga.
  • En ocasiones retención urinaria.

Además, la disminución de la capacidad y distensibilidad vesical va a provocar unos síntomas irrritativos que consisten en:

  • Orinar con mayor frecuencia (polaquiuria)
  • Levantarse por la noche una o varias veces a orinar (nicturia)
  • Tener que ir rápidamente al servicio en cuanto se tiene ganas de orinar (urgencia micciones) y si no se logra orinar con rapidez, escape de algunas gotas de orina (incontinencia de urgencia).

Prostatitis​

La prostatitis constituye la infección urinaria más frecuente en el varón entre los 20 y los 40 años. Afecta raramente a los varones antes de la pubertad y es frecuente en adultos.

Actualmente existen cuatro tipos de prostatitis:

  1. Prostatitis bacteriana aguda.
  2. Prostatitis bacteriana crónica.
  3. Prostatitis no bacteriana crónica
  4. Prostatodinia

La prostatitis bacteriana aguda se caracteriza por:

  • Fiebre de comienzo brusco
  • Molestias al orinar con escozor y dificultad miccional
  • Necesidad de orinar con gran frecuencia (polaquiuria) y de una manera urgente (urgencia micciones)

Cáncer de Próstata

El cáncer de próstata se produce por un crecimiento maligno de la glándula prostática. El carcinoma de próstata es el tumor más frecuente en el hombre, aunque debido a su crecimiento lento, constituye la tercera causa de mortalidad por cáncer, por detrás de los de pulmón y digestivos.

Se desarrolla en la zona periférica de la próstata y habitualmente no produce síntomas, o los provoca tardíamente. Sólo presentará clínica (molestias) uno de cada nueve varones con cáncer de próstata.

PSA

En todo paciente con sintomatología prostática debemos realizar un análisis de sangre elemental en el que no deben faltar la determinación de PSA.

El antígeno prostático de superficie (PSA) es una sustancia fabricada por la célula prostática normal (en pequeñas cantidades) y por las células malignas (en mayor cantidad).

Sus niveles normales en sangre se sitúan por debajo de 4 ng/ml. Cuando se elevan por encima de 10 ng/ml nos sugiere la existencia de un cáncer de próstata que habrá que investigar mediante ecografía transtrectal y biopsia prostática.