Comunicación formal e informal: todo lo que necesitas saber

Comunicación formal e informal: todo lo que necesitas saber

La comunicación es un proceso fundamental en nuestras vidas y en cualquier ámbito en el que nos desenvolvemos, ya sea en el personal o en el profesional. Existen dos tipos de comunicación que son importantes conocer: la comunicación formal y la comunicación informal. Ambas tienen características y usos específicos que permiten a las personas interactuar adecuadamente en diferentes situaciones.

En este artículo, te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre la comunicación formal e informal, sus diferencias, ventajas y desventajas, así como los contextos en los que se utilizan. Además, te mostraremos algunos ejemplos para que puedas entender mejor cómo funciona cada tipo de comunicación y cómo aplicarlos en tu día a día.

Qué es la comunicación formal y informal

La comunicación es un proceso fundamental en cualquier organización o grupo social. A través de ella, se transmiten mensajes e información entre las personas para alcanzar objetivos comunes. Sin embargo, existen dos tipos de comunicación que se utilizan dependiendo del contexto y la situación: la comunicación formal y la comunicación informal.

Comunicación formal

La comunicación formal es aquella que se establece dentro de una estructura organizativa, siguiendo normas y protocolos establecidos. Se basa en canales de comunicación oficiales y se utiliza para transmitir información relevante y necesaria para el funcionamiento de la organización. La comunicación formal se produce a través de los siguientes canales:

  • Comunicación descendente: es aquella que se produce desde los niveles jerárquicos superiores hacia los inferiores. Por ejemplo, cuando un gerente comunica a sus empleados sobre una nueva política de la empresa.
  • Comunicación ascendente: es aquella que se produce desde los niveles jerárquicos inferiores hacia los superiores.

    Por ejemplo, cuando un empleado informa a su jefe sobre el estado de un proyecto.
  • Comunicación horizontal: es aquella que se produce entre personas que tienen el mismo nivel jerárquico. Por ejemplo, cuando dos gerentes de diferentes departamentos se comunican para coordinar acciones en un proyecto conjunto.
Leer  Conoce las normas del buen hablante y del buen oyente para mejorar tu comunicación

La comunicación formal se caracteriza por tener un lenguaje cuidado y respetuoso, sin utilizar jerga o expresiones informales. Además, suele ser documentada y registrada para futuras referencias.

Comunicación informal

La comunicación informal es aquella que se produce fuera de los canales oficiales de comunicación establecidos en una organización. Se basa en relaciones personales y no sigue normas o protocolos preestablecidos. La comunicación informal se produce a través de los siguientes canales:

  • Comunicación interpersonal: es aquella que se produce entre dos o más personas de forma directa. Por ejemplo, cuando dos compañeros de trabajo hablan en el descanso para el café.
  • Comunicación grupal: es aquella que se produce en grupos informales, como el equipo de fútbol de la empresa o el grupo que sale a tomar algo después del trabajo.

La comunicación informal se caracteriza por tener un lenguaje más cercano y relajado, y por utilizar expresiones coloquiales y jerga. Además, no suele ser documentada y puede ser más difícil de controlar por parte de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *