Comprende la diferencia entre argumentar y demostrar en tus discursos

Conoce las características del lenguaje literario

Si alguna vez has tenido que presentar un argumento en público, es probable que hayas escuchado las palabras «argumentar» y «demostrar» de manera intercambiable. Sin embargo, el hecho es que estos términos son diferentes y comprender sus diferencias es fundamental para crear discursos efectivos y persuasivos. En este artículo, exploraremos la distinción entre argumentar y demostrar, examinando cómo se relacionan y cómo puedes utilizarlos para mejorar tus habilidades de comunicación.

Cuál es la diferencia entre argumentar y demostrar

En muchas ocasiones nos encontramos en situaciones en las que debemos exponer nuestras ideas o defender un punto de vista. En estos casos, es importante tener claro cuál es la diferencia entre argumentar y demostrar, para poder expresarnos de manera efectiva y convincente.

Argumentar

Argumentar consiste en presentar una serie de razones o justificaciones que respalden una afirmación o postura. El objetivo de argumentar es persuadir a nuestro interlocutor de que nuestra posición es la adecuada. Para argumentar correctamente, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Conocer el tema: es fundamental tener un conocimiento profundo del tema sobre el que se va a argumentar.
  • Organizar las ideas: es necesario estructurar las ideas de manera clara y coherente para que el interlocutor pueda seguir el razonamiento.
  • Utilizar evidencias: es importante respaldar nuestras afirmaciones con datos, ejemplos y pruebas que apoyen nuestra postura.
  • Alinearse con el interlocutor: es importante tener en cuenta los puntos de vista del interlocutor y tratar de encontrar puntos en común que apoyen nuestra postura.

Demostrar

Por otro lado, demostrar implica presentar pruebas o evidencias concretas que respalden una afirmación. El objetivo de demostrar es convencer al interlocutor de que nuestra afirmación es cierta. Para demostrar correctamente, es importante tener en cuenta lo siguiente:

  • Presentar hechos: es fundamental presentar hechos o datos que respalden nuestra afirmación.
  • Utilizar ejemplos: es necesario usar ejemplos concretos para ilustrar nuestra afirmación.
  • Apoyarse en expertos: si es posible, es conveniente citar a expertos en el tema que respalden nuestra afirmación.
  • Usar la lógica: es necesario presentar argumentos lógicos y coherentes que respalden nuestra afirmación.
Leer  ¿Qué trabajos puedo conseguir si estudio Ciencias Políticas?

Conclusión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *